El Estado mantiene un amplio dispositivo de medios en La Palma cuando se cumplen diez días de la erupción del volcán

El Estado mantiene un amplio dispositivo de medios en La Palma cuando se cumplen diez días de la erupción del volcán

29/09/2021

Los medios desplegados por los distintos departamentos del Gobierno de España intervienen en la emergencia desde los ámbitos de la seguridad, la intervención, la observación y la investigación del fenómeno eruptivo que comenzó en La Palma el pasado 19 de septiembre


El Gobierno de España mantiene desplegado en la isla de La Palma, en el marco del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico en la Comunidad Autónoma de Canarias (PEVOLCA), un amplio dispositivo de medios técnicos y humanos cuando se cumplen diez días del comienzo de la erupción del volcán.

En total, unos 650 efectivos, pertenecientes a distintos órganos e instituciones de la Administración General del Estado, permanecen movilizados para hacer frente a la emergencia originada por el volcán, desde los ámbitos de la seguridad, la intervención, la observación y la investigación del fenómeno eruptivo.

En colaboración y coordinación con el resto de Administraciones Públicas (Comunidad Autónoma de Canarias, Cabildo de La Palma y Ayuntamientos), la Delegación del Gobierno, a través de la Dirección Insular y de su Unidad de Protección Civil en las dos provincias (con un equipo de cuatro personas), monitoriza la suficiencia de recursos humanos y técnicos para hacer frente a la emergencia por el volcán, participando en los Comités Científico, Asesor y de Dirección de PEVOLCA.

“La erupción del volcán en La Palma está suponiendo, sin duda, todo un desafío para las distintas Administraciones Públicas en términos técnicos y humanos. La unidad y coordinación de todo el personal desplegado está resultando, sin duda, un extraordinario ejemplo a seguir en futuras emergencias. Y, en este sentido, el Estado está demostrando que va a seguir presente en La Palma para lo que necesite con todos los medios a su disposición, también económicos”, afirma el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

“Como delegado del Gobierno, pero también como palmero, no puedo sino sentir orgullo y agradecimiento hacia todos los profesionales, procedentes de cuerpos estatales y del resto de Administraciones, que día y noche, sin descanso, trabajan sobre el terreno, desde el aire y desde el mar para observar a este monstruo de lava y evitar todo el daño que sea posible”, añade.

En este sentido, Anselmo Pestana incide en que hechos como la aprobación ayer en Consejo de Ministros de las primeras ayudas económicas para las personas afectadas ponen de relieve cómo el Gobierno de España “va a cumplir su promesa, la promesa hecha por el presidente Pedro Sánchez, de no dejarnos solos a las vecinas y los vecinos de La Palma, y atender a las necesidades de los afectados”.

Grupo de seguridad

La participación de los medios estatales en esta emergencia es particularmente relevante en el grupo de seguridad de PEVOLCA, en el que Guardia Civil, en calidad de responsable del mismo, coordina la implementación de las medidas adoptadas por la Dirección del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico en la Comunidad Autónoma de Canarias para evitar que se produzca ningún daño sobre las personas.

Guardia Civil tiene desplegados en La Palma 251 efectivos entre seguridad ciudadana, Servicio de Montaña (GREIM), Policía Judicial, Información, Grupo Rural de Seguridad (GRS), Grupo Cinológico, Servicio Marítimo, SEPRONA, Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) y Grupo de Helicóptero.

El instituto armado tiene encomendadas funciones como garantizar la seguridad ciudadana, cortes de carreteras, control de accesos, evacuaciones, confinamiento, información a la población y recogida de denuncias.

Por su parte, la Policía Nacional mantiene en La Palma un despliegue de 45 efectivos entre personal de seguridad ciudadana y de la Unidad de Intervención Policial (UIP), más 53 unidades de apoyo a la Guardia Civil en su área de demarcación.

Grupo de intervención

Desde el comienzo de la erupción volcánica, se puso en marcha el mecanismo para la rápida activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que mantiene actualmente un despliegue de 186 militares y 66 medios en zonas con vehículos autobombas y nodrizas, equipos de telecomunicaciones, instrumentos de monitorización y drones de vigilancia.

La UME dispone de amplias capacidades para la intervención en la emergencia volcánica, desde su capacidad de lucha contra incendios forestales y vigilancia y seguimiento (también desde el aire con drones), a su capacidad de apoyo psicológico y de intervención en evacuaciones de personas y/o regulación del tráfico en colaboración con Policía Nacional y Guardia Civil.

Asimismo, el trabajo de la Unidad Militar de Emergencias en La Palma se está demostrando muy relevante para la toma de muestras de los materiales expulsados por el volcán y el control de la calidad del aire, con el Vehículo VELIRE (Vehículo Ligero de Reconocimiento) analizando mediante infrarrojos las gasificaciones del volcán y comprobando la dirección de la nube.

En este sentido, y desde el plano científico, el Instituto Geográfico Nacional (IGN), adscrito al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y el Instituto Geológico y Minero de España - Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IGME-CSIC), adscritos al Ministerio de Ciencia e Innovación, realizan una importante labor de investigación y de divulgación de información sobre el volcán.

El Instituto Geográfico Nacional tiene en la isla a 8 personas, 4 vehículos y tecnología de trabajo para la red sísmica, y el IGME-CSIC cuenta con otras 8 personas (a las que se añaden dos más de CSIC), material para muestreo de cenizas, un equipo de rayos X, sensores de CO2 y radón, una sonda para medida de parámetros de agua, medidor de oxígeno y medios punteros de toma de imágenes, entre ellos el dron que ofrece imágenes continuas sobre la erupción y el recorrido de la lava en La Palma.

Observación desde el mar

Salvamento Marítimo (SASEMAR), entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha desplegado en La Palma al buque Salvamar, con 3 personas a bordo, y al buque Punta Salinas, con 12 personas a bordo.

La torre de Salvamento Marítimo está a disposición de la emergencia para el control del tráfico marítimo y la recepción de solicitudes y en su Centro de Coordinación se encuentran operativas 21 personas.

Salvamento Marítimo colabora además con investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y del IGME para tomar mediciones de CO2 en el agua del mar y monitorizar las consecuencias de la llegada de la lava al Océano Atlántico.

En el mar, el Instituto Oceanográfico Español (IEO), adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, mantiene en la zona al buque oceanográfico Ramón Margalef, que cuenta con una tripulación de 14 miembros y tiene desplegados a 4 geólogos marinos, 3 oceanógrafos, 2 técnicos de I+D+i, así como un técnico de dron y un técnico de ROV (vehículo operado por control remoto, en inglés).

Participación de los medios de MITECO

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) también participa del despliegue de medios estatales a través de su Área de Defensa contra Incendios Forestales y de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), que cuenta con una base en la isla, en Puntagorda, tiene movilizada en estos momentos una brigada helitransportada grande compuesta por 2 helicópteros biturbina de 10/12 plazas y helibalde de 1.200 litros.

En total, 51 brigadistas, distribuidos en 3 brigadas de 17 combatientes (a turnos) forman parte del despliegue, junto a un avión de comunicaciones y observación (ACO) y un avión FOCA con 6.000 litros de capacidad preposicionado en la Base Aérea de Gando, en Gran Canaria.

Por su parte, AEMET, que cuenta con un equipo de entre 30 y 35 personas trabajando en la predicción y vigilancia meteorológica, con dos técnicos desplazados a La Palma, ha instalado instrumentación para la caracterización del penacho volcánico y estaciones de calidad del aire, y diariamente ejecuta el modelo de dispersión de contaminación MOCAGE en modo accidente para el pronóstico de la dispersión de cenizas volcánicas.

Nota de prensa (PDF · 198,5 KB)